Clarísimo: El simple ejemplo que demuestra cómo las AFP se roban la mayor parte de nuestros ahorros.

Una realidad indignante y al mismo tiempo, queda como algo obvio. Un simple cálculo, basado en las cifras oficiales que las AFPs entregan a sus afiliados que se pensionan en proporción al ahorro logrado, deja de manifiesto la oscura manera en la que estas entidades se dejan en sus bolsillos la mayor parte de lo que una persona logró reunir en 30 a 40 años de trabajo. Lea y juzgue usted.

Comencemos:

Usted, Juan Pérez, de 65 años, después de toda una vida de trabajo, logró reunir la cifra de 56 millones de  pesos en su AFP. Sobre esa cifra, se calculará entonces el monto de su jubilación.

De acuerdo a lo que una AFP le entrega de acuerdo a las cifras oficiales a un afiliado por ese monto, nos encontraremos con que usted debiese recibir hasta los 80 años (180 meses) una pensión mensual de $210.000.

Si la AFP deposita su dinero en un banco, a un interés de 0,3% mensual por cada millón de pesos depositado (es lo que tradicionalmente paga el banco), entonces en total el banco le paga a la AFP mensualmente $165.000 por guardar el dinero que le pertenece A USTED.

Entonces, recibidos estos $165.000 por parte del banco, a la AFP solo le falta completar los $45.000 restantes y listo. Ahí están los $210.000 que le paga mes a mes gracias en mayor medida, a los intereses que su propio dinero generó y en un caso mínimo, a sacar dinero del fondo que usted acumuló en su vida laboral.

En resumen, de los $56.000.000 que usted tenía, la AFP en total, solo le devolverá $8.100.000.
¿Qué pasa con los $49.900.000 restantes? 
La AFP simplemente se los guarda. Eso es ganancia, por supuesto que a costa de usted.

Seguramente la rabia y la decepción ya le invaden…¿va a seguir defendiendo este sistema o va a difundir la manera en la que hemos sido engañados por décadas?

AFp

De acuerdo a la columna escrita en Ciper Chile por el periodista Daniel Matamala, de CNN Chile, “AFP, el poder impotente”la cantidad de dinero que las AFP manejan,  y que nos pertenecen (en teoría) a todos nosotros, es tan exhorbitante que deja como un pigmeo financiero al propio grupo Luksic, la mayor fortuna económica del país.

Los ahorros de esas cuentas –que, como se insiste majaderamente, nos pertenecen a los ahorrantes individuales y a nadie más que a nosotros– suman $112.673.743.000.000. O sea, más de 112 billones (millones de millones) de pesos. O, si lo prefiere ver en moneda dura, 171 mil 89 millones de dólares (US$171.089 millones) (ver informe de la Superintendencia de Pensiones).

Esta suma gigantesca, inabarcable, convierte en pigmeos económicos a las mayores fortunas de Chile, según el ranking Forbes: los Luksic (US$10.100 millones), Paulmann (US$3.700 millones), Piñera (US$2.500 millones) y los Matte (US$2.300 millones).  De hecho, más que duplica la fortuna del hombre más rico del mundo, Bill Gates (U$75 mil millones según Forbes).

Sabemos que dinero es poder. Y que –Chile lo demuestra día a día– las grandes fortunas en nuestro país se traducen casi automáticamente en una gigantesca capacidad para hacer lobby, influir la legislación y obtener regulación a la carta. ¿Por qué, entonces, los dueños del mayor poder económico del Chile contemporáneo se sienten impotentes, como demostraron al salir a la calle para protestar contra el sistema de las administradoras de fondos de pensiones?

He ahí la genialidad del sistema. Las AFP son un formidable instrumento para quitar poder al Estado y entregarlo, no a sus legítimos dueños, sino a los dueños de las empresas que los manejan. Y no es un efecto colateral. Es una consecuencia premeditada. En su libro «El cascabel al gato: la batalla por la reforma previsional», el inventor del sistema, José Piñera, se felicita de que su creatura «significó una disminución gigantesca del poder político del Estado sobre la economía». El cambio «equivalió a privatizar varias decenas de las empresas que efectivamente pasaron al sector privado».

La trampa es que el trabajador-propietario es un dueño despojado del poder que esa propiedad debería entregarle. Ese poder es capturado por otros: por los dueños de las AFP. Al diseñar el sistema, Piñera descartó que los fondos fueran gestionados por cooperativas o «entes jurídicos nuevos, constituidos por los propios cotizantes».

Las AFP serían, en palabras del entonces ministro del Trabajo, «empresas con dueño».

Dueño, claro, distinto del legítimo propietario de los miles de millones de pesos que dan un enorme poder a esas empresas.“, señala la columna.

El daño colateral a nuestra confianza y a nuestro futuro es tan grande, que hoy personajes sin escrúpulos hacen crecer con nuestros ahorros a esas mismas empresas que se coluden, realizan malas prácticas y nos estafan a diario. Y el cuento está muy lejos de terminar.

 

Anuncios

Ministro de Salud nombra como Director de Hospital a hombre formalizado por agresión a mujer embarazada

El Ministro de Salud Emilio Santelices, nominó a importante cargo a un hombre formalizado por causar lesiones a una mujer embarazada y amenazas en el marco de violencia intrafamiliar.

Un nuevo gesto del ministro que, al parecer, pide a gritos su salida del Gobierno.

Según denuncia Cambio 21, el secretario de Estado nominó a importante cargo a un hombre formalizado por causar lesiones a una mujer embarazada y amenazas en el marco de violencia intrafamiliar.

Por su parte el Colegio Médico -vía carta enviada a la ministra de la Mujer- pide la salida del nombrado director.

Rodolfo Santander Cruz fue nominado por el ministro de Salud, Emilio Santelices, en el cargo de director del Hospital de Urgencia de la Asistencia Pública.

Algo que no mantiene tranquilo al Colegio Médico.

Santander se encuentra formalizado por los delitos de lesiones menos graves y de amenazas en el contexto de violencia intrafamiliar ante el Segundo Juzgado de Garantía de Santiago, además de haber sido sancionado el año 2009 por el Tribunal de Ética del Colegio Médico, donde fue suspendido por dos años e inhabilitado a ocupar cargos gremiales de por vida.

Información publicada por Cambio 21, en donde también se revela que esta información fue entregada a la oficina de Partes de La Moneda el pasado viernes.

En este documento, dirigido a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, se pone en antecedentes a la secretaria de Estado sobre la situación que afecta a este cargo nominado por Emilio Santelices.

Director HospitalDirector Hospital 1

Según aluden los denunciantes, consultados por Cambio 21, el ministro Santelices sabía sobre esta situación y ha hecho oídos sordos a la reclamación, por lo que apelan que la ministra Plá, el nuevo nombre fuerte en La Moneda, tome medidas concretas en el asunto.

Según publica Cambio 21, la víctima “se encontraba cursando un embarazo gemelar al momento de la agresión, lo que conocía Rodolfo Santander Cruz que es el progenitor”.

El Dr. Santander desconoce sanción ética

La siguiente es la carta que envió el Dr. Santander a la mesa del Colegio Médico el 30 de abril de 2009, en la que desconoció el sanción.

“DR. PABLO RODRIGUEZ WHIPPLE
PRESIDENTE (EN EJERCICIO)
COLEGIO MÉDICO DE CHILE A.G.

Santiago de Chile 30 de abril de 2009.

Me dirijo a UD., y por su intermedio al Consejo General del Colegio Médico para expresar lo siguiente:

El día 20de abril de 2009 se me ha comunicado vía carta suscrita por la Secretaria General del Colegio Dra. Inés Barquín de la Cuadra que el Consejo General ha sido notificado de la sentencia dictada el 14 de abril de 2009 en el Sumario Ético Rol N° 020 de 2008, del Tribunal Nacional de Ética , que me sanciona con la pena de suspensión por dos años en mi calidad de asociado e inhabilitación perpetua para desempeñar cargos gremiales.

Me informa la Dra. Barquín que en cumplimiento de la sentencia “…comunico a Ud. que a partir del día 20 de abril de 2009 ha cesado en sus funciones de Consejero General del Colegio Médico de Chile.”

Realizadas las consultas pertinentes se nos han informado que el Consejo General debió esperar que la sentencia del Tribunal Nacional de Ética estuviera ejecutoriada, antes de aplicar lo resuelto por el mencionado Tribunal de Ética.

Bien saben los abogados que una sentencia no se encuentra ejecutoriada y por tanto no se puede cumplir, si teniendo derecho los afectados, éstos presentaran dentro de plazo los recursos, o si existen recursos pendientes, o los presentados no están resueltos por las instancias superiores del Tribunal que falla.

Ello resulta de evidente derecho por cuanto no hacerlo implica sancionar injustamente al individuo, que terminado todo el debido proceso, resultara inocente (viola la presunción de inocencia) y porque podría aplicársele pena o daño irreversible al inocente.

En nuestro caso particular hemos presentado el recurso de apelación correspondiente y trabajamos en un recurso de protección, y estudiamos acciones jurídicas internacionales para detener la arbitrariedad manifiesta de este putsch de papel.

En mi caso la sentencia no se encuentra ejecutoriada por lo que no es posible que el Consejo General me cese en mis funciones de Consejero General elegido democráticamente por centenares de médicos chilenos.

Es así entonces que la decisión del Consejo General es ilegitima y nula, por lo cual sigo siendo, en derecho, Consejero General de la Orden.

Se ha resuelto con gran apresuramiento para impedirme, adicionalmente, participar en la Convención del Colegio Médico, impidiéndome llegar hasta aquel lugar lejano y caro, en el que se refugian los actuales directivos para adoptar decisiones que no conocen ni participan los médicos chilenos.

Se ha impedido por la vía de los hechos que se escuche mi voz en la Convención, por tanto solo se escuchara una de las partes nuevamente, en ese concepto y estilo de democracia protegida que practican algunos directivos y que tanto deploraron intelectualmente en el pasado.

Debo decirles que más que un daño a mi persona, están causando un gran daño al Colegio Medico y a la democracia en nuestro país.

En lo personal ha sido de gran decepción observar la obsecuencia de algunos, la complicidad de otros, y la indiferencia de los más.
La búsqueda de pobres porciones de poder o figuración, especialmente en el ámbito de los consensos, mal llamados políticos, que finalmente resultan de conveniencia personal o asociados a la coyuntura política partidista del momento. Ciertamente no me opongo a ninguna militancia pero el Colegio Médico no puede ser sólo la caja de resonancia de dichos intereses.

La utilización del Tribunal Nacional de Ética u otros, como modo de legitimar la persecución y la eliminación de quienes piensan diferente a los dueños del poder, no es nuevo en la historia universal ni en la historia reciente de Chile, de ellos dan cuenta los insignes Jacques de Molay, Giordano Bruno o Clodomiro Almeida por citar solo algunos, los que sufrieron el rigor de la cárcel, de la tortura y algunos el de la muerte, amen del exilio y hasta el retiro de la nacionalidad por decreto.

El uso abusivo de los Tribunales de Ética, para eliminarnos gremialmente constituye una situación que debiera preocupar a todos nuestros colegas a lo ancho y largo de nuestra Patria, pues este acto abusivo de que somos victimas, desmerece profundamente la ecuanimidad médica, patrimonio moral emanada de la virtud de la prudencia en el que tiene uno de sus pilares fundamentales la profesión desde hace siglos.

La contratación de servicios jurídicos especializados externos, para la redacción pomposa, rica en retórica, sofismas y fariseísmos no logra ocultar el hecho políticamente relevante: la eliminación instrumentalizada de los opositores políticos. Así lo entenderán los miles de Médicos de Chile y el extranjero.

Se desvanecen las esperanzas de alcanzar la plena tuición ética de la profesión, pues este acto de ajusticiamiento gremial, no podrá ser ocultado a las autoridades políticas y sociales, las que verán afectada su confianza en los médicos y serán reticentes a proporcionarles tales facultades, pero por lo visto ello nada ha importado a quienes lideraron esta operación de eliminación o de “solución final “ en contra de quienes ganamos las elecciones de mayo de 2008 y que fuimos victimas además de un fraude electoral que la justicia se encuentra investigando.

Tampoco escapa a mi análisis la eventual circunstancia de un fallo favorable a nuestra reclamación ante el Tribunal Electoral, en cuyo caso el Colegio Médico quedará en una situación muy compleja, cuyas consecuencias son impredecibles.

No les pido que recapaciten pues ya tuvieron reiteradas oportunidades, solo me resta señalarles que la historia del Colegio Medico no será escrita por Uds., será obra de las conciencias libres de los médicos democráticos que con valor y férrea determinación han sido y serán capaces de seguir luchando por el prestigio de la profesión, por el respeto de los derechos de la personas y por la democracia.

Atte.

DR. RODOLFO ALEJANDRO SANTANDER CRUZ
Consejero General Colegio Médico de Chile A.G.”.

Por su parte el Consejo Regional de Santiago del Colegio Médico, a través de una carta dirigida a la minsitra de la Mujer y Equidad de Género, exigió la salida del médico Rodolfo Santander Cruz como nuevo director del Hospital de Urgencia Asistencia Pública.

« Entradas Anteriores